Motos

La decisión

Llevaba meses dándole vueltas al tema. Mirando motos de segunda mano o nuevas, dependiendo del ánimo. Un día me dije que tenía que hacerlo bien, poner mis preferencias y decidirme por la moto que me gusta. Así lo hice.

El modelo de moto lo tenía claro, la que me gusta es la BMW F 800 GS Adventure. Empecé por ahí pero al ver la diferencia de precio con el modelo hermano (no adventure) cambié. Si me podía ahorrar un dinero en la comparativa de dos motos muy parecidas ¿por qué no lo iba hacer?. Ese primer impulso me duró solo unos días; lo que tardé en volver a decirme que lo que yo quería era la Adventure por ser una moto más ancha y con mayor depósito. Mi idea es viajar con ella. Estoy seguro de que terminaré usándola en el día a día, pero mi propósito es que cuando tenga soltura con la motocicleta comience a viajar de este nuevo modo para mí.

Paso semanas buceando por las páginas de segunda mano más conocidas del país y encuentro varios modelos que me encajan en precio y características. Negocio precios, pero antes de poder ir a probarlas (recuerdo que estábamos en un estado de alarma sin libertad de movimientos) y seguramente por mi mala gestión de la situación, ya que soy novato también en el tema de la compraventa de un automovil, me quedo sin esa primera moto.

Mientas seguía con la búsqueda y para alejar la remota posibilidad de que todo esto fuera sólo un calentón como en otras ocasiones pasadas comencé a mirar equipación necesaria para la moto. Tenía 2 cascos, pero no los tengo localizados. Además de eso son los cascos con los que sufrimos el accidente en 2011. Así que debía comprarme uno nuevo. Tenía claras unas características básicas y finalmente me decidí por el Caberg Levo Carbon. Un casco modular, sobrio y de carbono para que sea más ligero. Esas eran mis premisas para el casco, además de un precio contenido.

Ya tenía el casco, ahora a por los guantes, pantalones, cazadora, botas… un chorreo sin fin de euros desfilaron antes de tener la moto. Aproveché (a mi entender) los descuentos que veía en tiendas online o físicas que eran más jugosos. El estado de alarma nos afectó a todos, pero los comercios vieron como sus ingresos pasaron a ser cero. Para captar clientes e ingresar algo con la venta online comenzaron fuertes campañas de descuentos.

Entre compra y compra no perdía ojo del mercado. Tenía varias en mi punto de mira pero siempre sin decidirme a dar el gran paso. El no tener el carnet A aún me impedía poder probarlas con soltura de un modo legal. Yo soy muy bien mandado, así que se me ocurrió pedirle ayuda a gente cercana para que ellos probaran la que fuera mi moto. Aún así nada fructificó.

Llevaba días negociando el precio de varias, entre ellas la de Klaus. Un modelo Adventure de 2015 con 33.000 km, bastante bien equipada y con las revisiones al día en el concesionario de BMW Madrid a un precio que me podía permitir. Su precio de salida fue de 8.750 €, mi oferta inicial fue de 8.000 €. Finalmente nos dimos la mano en 8.400 €.

Justo el día anterior a realizar la compra de la motocicleta hablé con Klaus y un comentario suyo me hizo entender que no había sido el único dueño de la moto. Yo buscaba una moto con un único dueño (bueno, esa era mi premisa en aquel entonces), así que justo en ese mismo instante le pedí disculpas por no habérselo preguntado directamente (se me pasó) y por haberle hecho perder el tiempo. Descarté la moto de Klaus.

¡Estoy cansado de lidiar con la gente del mercado de segunda mano!. Todo eran descartes y desilusiones con la moto o con su dueño. Así que me dije, ¿qué cojones pasa si me compro una moto nueva?. Eso sí que es escoger la moto a mi gusto. Con la garantía de BMW pero también tenía que prepararme para el estacazo financiero que me daría la nueva F850GS Adventure full equip que tenía configurada.

Dudaba y dudaba. ¿Me gasto 8.000 € en una moto con 6-7 años y unos 40.000 km o me compro la moto nueva que quiero a mi gusto?. En esos días en que le daba vueltas a qué decisión tomar me acordé que meses atrás vi en ForoCoches un hilo sobre una compra conjunta de motos BMW. Así que me puse a buscarlo y contacté con la gente que lo estaba llevando.

Bueno, era de preveer, hacía meses que había visto el anuncio. Me desilusioné un poco, pero bueno, no era algo que fuera a impedir que me comprara mi moto.

Pero ForoCoches nunca defrauda. Hay muchos animales en el foro general (aunque en varias ocasiones es público y notorio que no son todo burradas), pero los foros dedicados están repletos de gente dispuesta a echar una mano a otros shures. Al día siguiente ya estaba dentro de la conjunta y mi ilusión era tremenda.

Todo fue muy rápido, pasé días tomando decisiones rápidas, configurando la moto y todo ello era porqué los compañeros de la conjunta ya se encontraban en la fase final. Todo fue OK, escogimos concesionario y nos pusimos en contacto personal con ellos. Todo iba demasiado bien, casi no me lo podía creer. Iba a tener la moto de mis sueños, full equip, a mi gusto. No podía ser real.

Y no lo fue. Prácticamente cuando estaba cerrando el presupuesto (que entraba en mis planes) recibí una noticia familiar que haría cambiar todos mis planes a corto plazo. Intenté manejarlo de distintos modos, pero desgraciadamente cuando algo va mal, muy mal puede ir siempre a peor. Así fue.

En muy pocas semanas había pasado de tener mi moto, a dejar de tenerla, de repente a tener la moto de mis sueños y acto seguido dejé de tenerla. Tuve que abandonar la conjunta justo cuando ya tenía que hacer el ingreso de dinero. Quizá tuve suerte ya que ese desembolso me habría complicado mucho la situación familiar que se me venía encima y tenía que solucionar. Si algo he aprendido en los últimos años es que las casualidades no existen de modo que me lo tomé como una señal. Aparqué el tema de la moto hasta tener encauzado mis temas familiares.

A finales de julio de 2020 saqué el carnet A. Ya estaba habilitado legalmente a conducir cualquier moto sea de la cilindrada que sea. Ya no tendría problemas con el tema de probar motocicletas. El caso es que al ser pleno verano no había mucho movimiento en el parque de motos de segunda mano que se adaptara a mi presupuesto. ¿qué me pasó?

Atrás | Continúa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.