DestacadoDestacado InternacionalMochileroRelatosViajes Internacionales

¿Qué conoces de Irán?

Irán. Capítulo 1

No es la primera vez que empiezo a escribir después de realizar un viaje. Lo excepcional que tiene esta ocasión es que esta vez sí he conseguido documentarlo por completo. He cumplido mi propósito.

Siempre he intentado relatar todas las peripecias que ocurrían en los viajes, pero rara vez pasaba de los dos primeros días. El no llevarlo al día (durante el viaje) y confiar en que la memoria me ayudaría a recordar todos y cada uno de los detalles hacían que jamás terminara con aquellas líneas que empezaba con tanta ilusión.

Al estar leyendo esto es evidente que esta vez no he cometido los mismos errores cómo en otras ocasiones. Aquí lo tengo y para mí es muy emocionante que lo estés leyendo. Espero que lo disfrutes tanto como yo he disfrutado escribiéndolo; que llegues a sentir todo aquello que yo he sentido en ese momento de mi historia por Irán.

Esto no es una guía de viajes. Tampoco relata las aventuras de un gran viaje como una vuelta al mundo durante cuatro años. No pretendo que uses esta lectura como al abecé para preparar tu próximo viaje por Irán. Sólo quiero que conozcas un poco de Irán y que te hagas la misma pregunta que me hicieron a mí el 21 de Mayo de 2014 en aquellas jornadas de los grandes viajes magníficamente organizadas por Pablo Strubell e Itziar Marcotegui.

¿Qué conoces de Irán?

Fue lo que preguntó José Antonio Rodríguez Moreno a aquel auditorio de Madrid repleto de gente amante de los viajes. Silencio. Sólo se escuchaba el silencio.

Yo no conocía nada de Irán. No podía contestar a aquella pregunta.

En aquel momento (igual que ahora mientras escribo estas líneas) todas las noticias que llegan de aquel país son noticias tristes, oscuras, malas. Los telediarios no suelen abrir con una noticia del tipo: Que buena es la gente de Chiquitistán.

Eso no es noticia.

En mis viajes anteriores ya había descubierto que el mundo está repleto de buenas personas. La mala gente es un número ínfimo pero hace más ruido. Es lo que sale en los informativos. Tengo la memoria repleta de buenos gestos de gente que sólo ha hecho que ayudarme sin esperar nada a cambio. También hay gente que se ha intentado aprovechar de la situación complicada pero siempre he salido airoso; siendo ahora la base de muchas risas en conversaciones de viajes. La noche de los 300 yuanes es una situaciones más complicadas que he vivido durante un viaje, pero siempre terminamos llorando de la risa al recordarla. No sé las veces que la he contado y veo la cara de asombro de la otra persona mientras me escucha; sí, esa persona no suele haber viajado mucho o al menos no en las mismas condiciones. Si en algún momento hubiera terminado aquel relato del viaje de China este ya no sería el primero de los textos de viajes que termino.

José Antonio, aquel jubilado trabajador de la televisión española que decidió dar la vuelta al mundo pasados los 70 años me ayudó a abrir los ojos. Me hizo la pregunta que ha sido el desencadenante de todo.

Desde aquel día, el nombre de Irán aparecía en casi todas las conversaciones con mis amigos viajeros.

Continúa con el capítulo 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.